Cocina

¿Cómo no sufrir cargos de conciencia luego de estas fiestas?

cenaSeguramente ya estás pensando cuál será el menú para la cena de  Año Nuevo, de manera de regalonear a los que más quieres. Las alternativas son muy variadas y por supuesto deliciosas, pero ¿cómo poder disfrutarlas sin sentir luego los malestares de una comida demasiado abundante, rica en grasas, almidones o azúcares o que se sirve muy tarde?

Aquí te entregamos algunos consejos para que lo pases bien, comas rico pero sin descuidarte:

1. Planifica tu menú con antelación

Si comienzas antes, te das la oportunidad de seleccionar mejor alimentos que estén de acuerdo a los gustos, necesidades nutricionales de tu familia y que a la vez cumplan con un perfil más saludable. Por ejemplo, si optan por una carne, prefiere las magras y prepáralas al horno, parrilla o plancha, o mejor, puede ser la oportunidad para consumir un exquisito pescado.

Recuerda también que cerca de la fecha o el mismo día, es difícil que puedas encontrar ingredientes que necesites, dada la cantidad de personas que acuden a hacer sus compras, por lo que adquirirlas por adelantado te facilitará las cosas.

2. Si eres el o la que va a cocinar, evita el picoteo

Es prácticamente esencial ir probando las preparaciones para verificar su sabor o cocción, pero distinto es que saquemos un pedacito de por aquí, otra cucharadita por acá y cuando llegué el momento de la comida, lleguemos a estar incluso satisfechos. Trata de degustar lo justo y necesario para que al momento de la cena disfrutes los alimentos junto a tu familia.

3. Opta por la variedad en colores y texturas

¿Qué mejor que un hermoso plato con varios formas, texturas y colores? Esta posibilidad de seguro la tendrás con frutas y verduras. Trata de salir de lo habitual incorporando distintas mezclas o formas de presentación. De esta manera, distinto será el aporte nutricional total y la digestión de una carne roja o blanca acompañada de almidones como los tradicionales arroz, papas o choclo, si optas por servirlas con verduras de hojas o frutos.

4. Trata de seguir con tus horarios habituales de alimentación

Sin dudas el 24 y 31 de Diciembre sin días muy agitados. Comienza de igual forma tu día con un buen desayuno, a base de lácteos (leche, yogurt, queso fresco o quesillo), cereales (pan, galletas o cereales para el desayuno integrales), y frutas (naturales o en jugo). Así mismo, trata de no saltar el almuerzo y muy importante: ingiere una colación a media tarde (aproximadamente a las 17 hrs), de manera de mantener tus niveles de azúcar en la sangre estables y así evites pasar hambre, que al momento de la cena te hagan comer de más!!!

5. Respeta las porciones

Si al momento de servir tu plato optas por varios tipos de alimentos, pero en pequeñas cantidades, es mucho más saludable y rico nutricionalmente que un plato abundante y poco variado. Comer lo justo te ayudará a disfrutar más de lo que quieras probar y a no sobrecargar tu sistema gastrointestinal.

6. Evita comer demasiado tarde

Si la cena no se realiza más allá de las nueve o cómo caso excepcional, diez de la noche, los efectos en nuestro organismo serán muy diferentes a hacerlo pasado las doce. Así, tu organismo tendrá oportunidad de tener una mejor digestión, lo que te ayudará a tener un buen descanso.

7. Come lentamente

Estas ocasiones son un buen momento para conversar en familia, que además de compartir, te beneficia en ir regulando los alimentos que ingieres. Procura masticar lo suficiente, de manera suave y lenta, ya que así, te darás cuenta a tiempo del momento prudente para dejar de comer.

8. El postre: todo un dilema

No lo neguemos, es una ocasión especial, las ofertas son muchas y muy tentadoras!!! Sin embargo, aún así encuentras muchas recetas que incorporan frutas, independiente que se trate de un helado, brownie o torta. Si no, trata de consumirlas a la hora de almuerzo o en la colación de media tarde, de manera que disfrutes del postre que escojas, pero en la porción justa.

Tal vez digas “mmmm, estás fechas no son para cuidarse sino para disfrutar….”, bueno, de igual manera puedes tener un exquisito menú, ya que debemos recordar que la alimentación, además de ser saludable, debe ser placentera y deliciosa, que invite a disfrutarla, más aún en una hermosa mesa de navidad o año nuevo.

Fuente: Nestlé.