Bebés

Bañando a tu guagua. Parte I

banoEl baño de tu guagua es un momento para disfrutar y conocerse mutuamente en el que también pueden participar el papá o algún hermanito mayor. Seguramente también te requerirá bastante esfuerzo, habilidades que no sabías que tenías y varios chapuzones de agua.

Durante sus primeras semanas el baño consistirá en pasarle una esponjita con agua por su cuerpo. Recién después de 48 horas de que se haya caído el cordón umbilical puedes comenzar a bañarlo sumergiéndolo en agua.

En sus primeros meses de vida no es estrictamente necesario un baño diario ya que por su actividad no se va a ensuciar mucho, con dos o tres baños semanales es suficiente. Durante los primeros meses la higiene de la guagua está más centrada en el cambio de pañales y en mantener esta zona limpia. Sin embargo, muchas mamás eligen bañar diariamente a su guagua por razones lúdicas o para seguir una rutina antes de acostarse.

En realidad, la mejor hora para hacerlo depende de tí ya que puede ser en cualquier momento del día. Algunas mamás prefieren hacerlo en las horas en las que la casa está más tranquila, antes de comer o, como señalamos, antes de llevarlo a dormir ya que lo ayudará a relajarse y descansar mejor. Es asimismo una buena forma de ir creándole su pequeña rutina, con el baño como señal de que se acerca la hora de dormir.

La seguridad es un aspecto fundamental para que ambos puedan disfrutar de esta actividad. Tienes muchas opciones respecto a dónde lo puedes bañar y distintos accesorios, como tinitas para guaguas, reposeras, asientos, etc., entre los que deberás elegir los más seguros y los que más se adapten a las necesidades y preferencia tuyas y de tu guagua.