Cocina Niños

Menú light para niños, ligero y sano

comer sañoA quien no le a pasado que en las grandes celebraciones o comidas familiares cometemos excesos con la comida, que nos llevan a consumir alimentos menos sanos de lo habitual. Para corregirlo tienes este menú con recetas light para niños, con comidas bajas en grasas pero con delicioso sabor.

La obesidad infantil se ha convertido en un problema habitual en muchos países, por eso conviene tener control sobre la dieta de los niños, evitando que abusen de ciertos alimentos.

Azúcares, grasas…el abuso de las golosinas y de platos calóricos pueden suponer un pequeño desequilibrio en nuestra salud. También los niños deben aprender a compensar estos excesos y optar por comidas ligeras.

Durante las fiestas u ocasiones de celebración, intenta comer alimentos ligeros como verduras, pollo o pescado, bebe mucha agua y toma dos o tres piezas de fruta. Puedes preparar estas recetas para los niños y los mayores.

Intenta no abusar del aceite y la mantequilla, es mejor que prepares la comida a la plancha, cocida o al horno. Y no te olvides de adaptar estas recetas a tu gusto y al de tus hijos.

Anima a los niños a que colaboren en la preparación de la comida. Cocinar con niños es divertido y les enseña a ser responsables y aprender a preparar los platos light.

Tras los excesos de algunas fiestas conviene preparar algunos platos ligeros y sanos, como esta ensalada César con pollo. Una receta para niños y embarazadas sencilla y con pocas calorías, ideal como entrante para cualquier ocasión.

La salsa César es muy popular y se prepara rápidamente, verás como a tus hijos les encanta.

Receta

Ensalada cesar con pollo

Ingredientes

½ lechuga

250 gr. de pollo

50 gr. de picatostes de pan

Queso parmesano rallado

2 yemas de huevo

125 ml. de aceite de oliva

4 filetes de anchoa en salazón

1 limón

1 diente de ajo

½ cucharadita de mostaza

Preparación de la ensalada César

1. En primer lugar, prepararemos la salsa. Para ello, poner en el vaso de la batidora las yemas de huevo, dos cucharaditas de zumo de limón, el diente de ajo, el aceite, la mostaza y las anchoas. Comenzar a batir manteniendo la batidora en el fondo del vaso hasta que la salsa tenga textura de mayonesa, y después moviéndola de arriba a abajo, para que quede bien emulsionada.

Reservar la salsa.

2.Poner a calentar un poco de aceite en la sartén a fuego medio. Trocear el pollo en dados, echarlo a la sartén y freír durante unos minutos, hasta que esté dorado. Sacar y escurrir.

3. En la misma sartén, añadir un poco más de aceite y freír los picatostes de pan para que quede tostado. Escurrir sobre un plato con papel de cocina

4. Lavar la lechuga y trocearla, escurrirla y ponerla en una fuente. Echar en ella el pan, el pollo y regar con la salsa. Espolvorear queso parmesano rallado por encima.

 

Fuente:

www.guiainfantil.com