Salud

Limpia tu organismo de toxinas.

frutas¿Qué son las toxinas?
Cualquier sustancia capaz de producir daños en el organismo. Nuestro cuerpo las transforma en compuestos menos perjudiciales y las elimina por las heces y la orina.  Pesticidas, aditivos, alimentos fritos, humo del tabaco, metales pesados… son sus principales fuentes. El propio organismo produce toxinas, por ejemplo el amoniaco es un producto resultante de la digestión de las proteínas.

¿Por qué una dieta desintoxicante?
Este tipo de medidas tienen una doble intención: reducir el total de sustancias químicas nocivas ingeridas y enfatizar el consumo de alimentos ricos en vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes… que ayudan a la desintoxicación. Las personas que siguen estas dietas tienen un aumento de la energía, mejoras en la piel, regularidad en las deposiciones y mayor concentración y claridad mental.

Tres semanas para desterrar hábitos
Los psicólogos han comprobado que éste es el tiempo que nuestro cuerpo necesita para abandonar un hábito tóxico, como por ejemplo fumar. Si realmente quieres dejar de vivir atada a la nicotina, intenta no fumar al menos durante tres semanas seguidas. Tendrás muchas más probabilidades de abandonar este hábito nocivo si consigues aguantar al menos esos 21 días sin volver a coger un pitillo.

¿Cuánto tiempo?
Los médicos especializados en dietas detox recomiendan seguirlas durante unos días, un par de veces al año (mejor en los cambios de estación). Luego, sugieren volver a una dieta menos restrictiva, pero rica en verduras, frutas, legumbres, pescados, frutos secos, aceite de oliva… y con el mínimo de alimentos procesados, gluten, azúcar, cafeína y alcohol. Además, aconsejan realizar más actividad física.

No te olvides de…

Beber abundante agua: cuatro vasos de agua con el zumo de medio limón a lo largo del día (el primero, siempre antes de desayunar).

Empezar tu programa detox con un día de ayuno, tomando sólo fruta y caldo vegetal (elaborado con agua, puerros, zanahorias, cebollas, garbanzos remojados, rama de apio, sal).

Sustituir el consumo de café por té o infusiones de hierbas.

Evitar la ingestión de bebidas alcohólicas.

Cocinar tu comida siempre al vapor y prescindir de los fritos.

Dar pequeños paseos de entre 20 y 30 minutos al día; si es posible, en entornos naturales que te resulten agradables (parques, campos cercanos, bosques…).

Mantener horarios fijos para acostarte y levantarte.

FUENTE: hoymujer