Dietas

20 excusas para romper una dieta. Parte I

La prestigiosa Clínica Mayo de los Estados Unidos ofrece una guía detallada para salir airosos de esas trampas habituales al encarar un plan de alimentación saludable para bajar de peso.

1. Obstáculo: Cuando como afuera, me gusta comer mis platos favoritos.
No hay problema, siempre que no coma mucho o muy a menudo. Sin embargo, si come en restaurantes con frecuencia, es importante que ingiera comida sana.

Estrategias:
• Coma sólo la mitad de su plato favorito. Una alternativa es compartir la porción.
• Limite la ingestión de otras cosas antes o durante la comida: aperitivos, pan, acompañamientos o bebidas muy calóricas.
• Busque maneras de hacer que sus platos favoritos sean más saludables. Por ejemplo, si vienen con una salsa muy sustanciosa, pida que se la traigan aparte. De esa manera podrá controlar la cantidad que ingiere.
• Si sabe que comerá afuera e incorporará calorías extra, aumente el ejercicio ese día.

2. Obstáculo: Como cuando estoy estresado, deprimido o aburrido.
A veces, la mayor urgencia por comida se presenta en los momentos más difíciles. Hay que distinguir esos momentos, no ser víctima de ellos, y no usar las circunstancias estresantes de la vida como excusa para comer.

Estrategias:
• Trate de no pensar en comer: llame a un amigo, haga algo o vaya a caminar. Si hace otra cosa, el deseo de comida desaparecerá en unos minutos.
• Si tiende a comer alimentos de muchas calorías y grasas cuando está alterado o deprimido, no los tenga a mano en su casa.
• Identifique lo que le pasa. A menudo el deseo de comer puede atribuirse a un estado de ánimo y no al hambre real.

3. Obstáculo: Cuando voy a fiestas no puedo resistirme a las tentaciones.
La clave es comer algunos de los bocados favoritos. Si uno trata de resistirse, el deseo se hace más intenso y difícil de controlar.

Estrategias:
• Sea selectivo. Decida cuánto comerá y elija sólo lo que realmente desea.
• Coma sólo uno o dos bocaditos con más calorías y grasas. El resto, más liviano.
• Elija sólo pequeñas porciones. Tal vez le baste con probar para satisfacer su deseo.
• Mastique despacio. Así comerá menos… pero no mastique toda la noche.
• No se siente cerca de la mesa: «Ojos que no ven, corazón que no siente».
• Coma algo saludable antes de ir a la reunión. Si llega con hambre, es más probable que se dé un atracón.

4. Obstáculo: No tengo tiempo para hacer ejercicio
La falta de tiempo es un obstáculo común, pero puede solucionarse. Pregúntese cuánto ve televisión o pasa conectado a internet y trate de definir prioridades.

Estrategias:
• Levántese antes y haga una breve caminata.
• Use las escaleras en vez del ascensor, al menos por unos pocos pisos.
• Establezca un horario con un amigo para compartir actividad física regularmente.
• Desarrolle una rutina que pueda hacer en casa. Mientras mira TV o lee, camine en una cinta o use una bicicleta fija.

Fuente: www.dietas.com