Bebés

Amamantando Múltiples. Parte III

amamantandoComo en cualquier aprendizaje el principio siempre cuesta y es difícil. Lo importante es que pongas lo mejor de ti y no desistas. Alimentar a dos guaguas es casi lo mismo que amamantar a una sola. Solamente tienes que encontrar el método más práctico para hacerlo.

La primera prendida a la pechuga es recomendable que se haga de a una guagua por vez. Luego lo mejor será que los amamantes al mismo tiempo, uno en cada pecho. De este modo las guaguas conciliarán el sueño simultáneamente y esto te permitirá disponer de más tiempo de descanso para ti.

Quizás te lleve un tiempo encontrar la posición que te resulte más cómoda. Sin embargo, una vez que lo hayas logrado tendrás resuelta la parte más ardua. Puedes dar de mamar en un sillón, cómodamente sentada; o en la cama, sentada o acostada. Usa todos los almohadones y almohadas que necesites para que las guaguas no se caigan y para recostarte tú y evitar dolores en los pechos, espalda y cintura. Amamantar es una actividad muy exigente para el cuerpo y que desarrollarás por bastante tiempo, lo mejor es cuidarte desde el comienzo.

En cada mamada es recomendable que utilices ambos pechos para cada guagua. Al alternar los pechos en que colocas a cada guagua favoreces la estimulación visual de ambos ojos.

También recuerda cambiar la posición de las guaguas mientras los estés amantando para que se vacíen completamente todos los cuadrantes de la glándula mamaria. Esta técnica favorece el incremento de tu producción de leche dado que la succión simultánea en ambos pechos es un estímulo adicional.

No olvides que aunque sean mellizos o gemelos, cada uno de tus hijos es un ser humano diferente con necesidades, gustos y tiempos también diferentes. Amamantarlos es la mejor manera de ir conociéndose y descubriéndose mutuamente. Amamantándolos afianzas el vínculo más natural y posibilitas que tus guaguas vayan construyendo su personalidad.

Fuente: Huggies.com