Pareja

No está todo perdido.

parejaEs muy normal que en una pareja con el tiempo se pierda la chispa de la misma y se entre en la monotonía, tienes que actuar antes de que sea tarde.

Hacer cosas juntos.

Una de las cosas más importantes para recuperar la pasión en la pareja es buscar una actividad en común.

Hacer cosas juntos que realmente os hagan felices y que os diviertan, pero hay que tener en cuenta que la actividad elegida os tiene que gustar a los dos, y que ambos tendreis que tener el mismo nivel.

Dormir separados.

Aunque parezca una tontería puede ser muy útil la idea de habitaciones separadas.

Además de su aspecto pragmático, esta solución ofrece algunas ventajas románticas. La habitación adquiere entonces una dimensión completamente distinta. Ahora es únicamente ese lugar destinado al placer y a los encuentros amorosos.

Evidentemente, aplicar esta medida necesita un mínimo de espacio y no es fácil jugar al escondite en una casa de ¡sólo dos habitaciones! Por tanto, sé inteligente. Según los medios de los que dispongas, alquila una casa de verano con suficientes habitaciones, duerme una noche en casa de una amiga para hacerte desear, crea una zona de descanso en el salón que te servirá de alcoba … En resumen, ¡rompe un poco con la rutina!

No abuses de la tele.

Si tienes una en la habitación y si abusas de su uso se convierte, entonces, en la tumba de vuestra vida sexual. Encenderla es un reflejo, hace ruido de fondo e impide todo tipo de diálogo.

Lo ideal sería que la reemplazaras por otras actividades como ir al cine, al teatro, preparar un aperitivo, un juego… Y ya estáis de nuevo compartiendo. Te sorprenderás de lo rápido que te acostumbras, sobre todo ¡cuando es por una buena causa!

Juega con los celos.

Si tu pareja ha dejado de mirarte, no hay nada mejor que hacerle ver que otros te pueden mirar con deseo. Este juego no es apto para parejas extremadamente celosas.

Hay que ir paso a paso:

Fase 1: Estás delante de la tele pero tu pareja tiene ojos sólo para el fútbol. Emociónate en voz alta por el tipazo de uno de los futbolistas. No dudes en decir con un tono fantasioso: “Qué divertido, me recuerda a mi jefe…”

Fase 2: Al día siguiente pon en el frigo el calendario de los bomberos de Bilbao, y suspira por ellos delante de él…

Fase 3: El señorito está viendo otro de sus partidos y todavía no te ha echado ninguna mirada. Le dices con delicadeza: ¿te he dicho que mi nuevo jefe, que se parece a Iker Casillas, también jagaba al fútbol? Es sorprendente para un ingeniero, ¿no? Déjale que recapacite…

Fase 4: Jueves, dile que el viernes has quedado con tus compañeros de trabajo para ir a un restaurante donde dan el Barça-Madrid. Otra genial idea de tu jefe… Te apostamos a que rápidamente, tu pareja se olvidará del esférico para ¡concentrarse al 100% en tus curvas!

Fuente: Mujer.es