Deporte y mujer
Publicado en DietasSalud el 1 octubre 2012 - Tiempo de lectura 2'11 minutos

¿Sabes que el ejercicio físico puede alargar tu vida? Cientos de estudios han demostrado en los últimos años que las personas que practican ejercicio físico habitualmente viven más y mejor que quienes no lo hacen. Al parecer, esta filosofía ha calado más en hombres que en mujeres, pero éstas han de saber que la actividad física regular puede reportarles grandes beneficios para su salud.

No se trata de practicar deporte de competición ni de acudir varias horas al gimnasio, sino simplemente de moverse. ‘Actividad física‘ se refiere casi a cualquier movimiento corporal que implique un gasto de energía. Por ejemplo, muchas de las actividades cotidianas: caminar en los trayectos al trabajo, bajarse un par de paradas antes si se utiliza transporte público, subir escaleras en vez de coger el ascensor, bailar, salir a correr, pasear, montar en bicicleta, nadar, jugar con los niños, etc. Bastan treinta minutos diarios.

Otros beneficios

  • Previene y/o retrasa el desarrollo de la hipertensión arterial y disminuye la tensión arterial en hipertensos.
  • Controla el colesterol.
  • Regula la glucemia y disminuye el riesgo de padecer diabetes.
  • Mejora la digestión y la regularidad del ritmo intestinal.
  • Disminuye el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de mama o colon.
  • Si la actividad física es de intensidad moderada, puede ser beneficiosa para la artrosis.
  • Ayuda a conciliar y mejorar la calidad del sueño.

Durante el embarazo :
Sin perder nunca de vista posibles contraindicaciones médicas, también durante el embarazo mantener la costumbre de dedicarle un tiempo a realizar una actividad física puede reportar grandes beneficios a la mujer. A corto plazo, el ejercicio puede disminuir los dolores de espalda, el estreñimiento, la hinchazón y la inflamación; aumenta el nivel de energía y bienestar; ayuda a modificar la postura y a tonificar, fortalecer y dar más resistencia a los músculos, mejora el patrón de sueño y protege frente a la diabetes gestacional.

De cara al momento del parto, una práctica regular de actividad física ayuda a mejorar la capacidad de la mujer para sobrellevar el dolor, disminuye las posibilidades de realizar cesáreas, la recuperación tras el nacimiento del pequeño es más rápida y es más fácil recuperar el peso anterior al embarazo.

En la menopausia
En términos generales, se puede decir que la mujer vive más años de su vida en el período posterior a la menopausia. También en esta etapa, el ejercicio físico habitual tiene importantes beneficios: ayuda a controlar el aumento de peso y grasa corporal, mejora el estado de ánimo y crea sensación de bienestar, mejora los síntomas de la menopausia y disminuye las probabilidades de desarrollar enfermedades propias de las mujeres en edad avanzada, como enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebro-vasculares, osteoporosis, artrosis, incontinencia urinaria, reacciones tóxicas a los medicamentos, dolor , etc.

En definitiva, en adultos de edad avanzada, disminuye el riesgo de caídas, ayuda a retrasar o prevenir las enfermedades crónicas y aquellas asociadas con el envejecimiento, mejorando su calidad de vida y aumentando su capacidad para vivir de forma independiente.

Fuente : www.mujeractual.com



Compartir
Compartir
Publicado el 1 octubre 2012 en la categoría Dietas, Salud con los tags , , , , . Actualmente Hay 1 Comentario.


     
Algunas de Nuestras Categorías
Estas son las últimas publicaciones de Amujer.com
Acerca de Nosotros
Nace con la idea de entregar a todas las mujeres, los mejores contenidos que realmente les importa. Belleza, Salud, Moda y mucho más. Esperamos seguir creciendo junto a ustedes.