Moda

Como vestirte para resaltar lo mejor de ti.

vestidaEsconder la pera
Existe un tipo de cuerpo que es típico en mujeres de todas las latitudes, los cuerpos con forma de pera. Es decir, cuerpos que son delgados en el torso pero que se van ensanchando hasta llegar a la máxima extensión en las caderas. La manera de disfrazar esta forma en algo más armonioso es vestir prendas que equilibren las partes de tu cuerpo.

Las camisas y camisetas holgadas harán parecer al resto de tu cuerpo tan ancho como tus caderas. Elige prendas para la parte superior que se ajusten a tu torso y que terminen justo por encima de tus caderas. De esta manera tu cintura quedará acentuada sin delatar nada más.

De usar algo más largo que esto, la prenda se estirará para cubrir las caderas y no se conseguirá el efecto deseado. Evita cualquier pantalón ajustado, que sólo logrará acentuar el ancho de tu cadera.

Quédate con los pantalones bien sueltos, como los palazzos, que estilizarán tus piernas y le darán cierto equilibrio a la forma de tu cuerpo. Si eliges usar jeans, que sean los que tienen botamangas anchas, y que sean de azules bien oscuros.

A la hora de elegir faldas y vestidos, debes concentrarte en aquellos que tengan forma de A. Es decir, si eliges vestidos ajustados al cuerpo, aunque en muchas mujeres puede quedar muy atractivo, en tu cuerpo puede generar un efecto totalmente opuesto. En cambio una falda con forma de A acentuará tu cintura y esconderá tu cadera.

Así como a la hora de las camisas es mejor que terminen a la altura de la cintura, cuando elijas chaquetas o abrigos, que sean largos. Un abrigo angosto y largo hasta las rodillas, o incluso más largo, y algo entallado te brindará una figura atractiva y estilizada.

Generar curvas
Algunas mujeres son muy delgadas, cosa también envidiable pero que quita las curvas necesarias para un cuerpo atractivo. Los vestidos que se ajustan en la cintura o las faldas que son sueltas y con gran movilidad, le darán curvas a tu cuerpo.

También puede ser una gran opción un cinturón que acentúe la cintura y que pueda usarse con pantalones, vestidos y faldas.

Las líneas diagonales acentúan las curvas y se ven bien en los cuerpos delgados o pequeños. De todas formas, si la prenda tiene figuras estampadas, ten en cuenta que deben ser pequeñas para que estén equilibradas con tu cuerpo.

A la hora de usar jeans, elige aquellos de colores claros, que sean de tiro bajo y bien ajustados. Esto marcará las curvas de tu cuerpo. También pueden ser una buena idea parches cosidos a las piernas. Pero recuerda que si tienes un cuerpo pequeño, es mejor que los parches también lo sean.

Camisetas largas y ajustadas que también pueden usarse como vestidos, le darán voluptuosidad a tu cuerpo. Pueden usarse con pantalones ajustados, para acentuar aún más las curvas.

Existen modelos clásicos fáciles de combinar y estas prendas son multifunción, es decir que pueden usarse en los más variados ámbitos. Es preferible que los vestidos no sean más largos que las rodillas, de esta manera evitarás parecer un rectángulo que camina.

Sobrevivir con un gran busto
Si esta es tu situación, lo primero que debes hacer es asegurarte de que usas un sostén adecuado para tu busto. Esto es lo que condicionará el resto de tus prendas y cómo luzcas con ellas.

Las camisetas y prendas con cuellos cerrados sólo servirán para agrandar un busto ya demasiado grande. Elige prendas con escote o cuello en V que harán que los ojos se fijen en tu cuello y rostro y no tanto en tu busto.

Ten la precaución de que no sean demasiado insinuantes si no quieres ver cómo todos bajan la mirada a tu torso en lugar de mirarte a los ojos.

Si te gusta usar prendas ajustadas ten en cuenta que deben ser lo suficientemente sueltas como para que tu busto no se transforme en una masa amorfa adherida al resto de tu cuerpo.

Para lograr una figura más atractiva, la solución es vestir una prenda algo más suelta que permita que algo de la tela haga una curva en el centro. Es algo simple y que da el mejor resultado.

Los corsets y cualquier prenda que le de cierta estructura a tu torso, acentuará tu cintura y ayudará a controlar tu busto. Es algo muy atractivo pero asegúrate de sentirte cómoda en él.

Si decides usar un vestido elegante, intenta elegir aquellos que incluyen cierta estructura para el busto. Existen firmas que se dedican especialmente a la confección de este tipo de vestidos.

Para crear la ilusión de un busto más armónico, utiliza colores oscuros para la parte de arriba de tu torso y reserva las líneas y figuras para la parte inferior. Las camisas y blusas deben ser lo más simple posibles, sin volados ni nada extra que pueda acentuar el volumen.

Si quieres usar un abrigo o chaqueta, elige aquellos que no tengan solapas o que tengan una bien delgada. Deben ser lo más simples y rectos posibles.

Estilizar el torso
Miras tus piernas largas que ascienden hasta tu cadera y luego tu cintura y luego nada más. Tu torso te parece demasiado corto con respecto al resto de tu cuerpo, como si de una uva salieran cuatro palillos.

La primer solución que debes buscar son los pantalones de tiros bajos (low-rise);cuanto más bajos, mejor. Esto prolongará tu torso y equilibrará tu cuerpo. Además es lo que está de moda ahora.

Si eres una persona alta pero con estas proporciones, puedes intentar un pantalón pescador (los que terminan por encima de la rodilla) y que además sea de tiro bajo.

Intenta evitar las camisetas y camisas cortas que lo único que producirán es un efecto contrario al que se busca. Las camisetas y camisas largas pero ceñidas al cuerpo, que lleguen justo a la altura del cinturón, prolongarán tu torso y estilizarán tu cuerpo.

Si a esto puedes agregarle un abrigo o chaqueta largas, que lleguen a la rodilla o más abajo, el efecto será potenciado por esas largas líneas rectas.

Las camisetas con líneas transversales a la altura de tu cintura, o las que tienen figuras sólo harán que tu torso se vea aún más corto de lo que en realidad es.

Los vestidos serán tus aliados, ya que hacen de tu cuerpo una sola y larga extensión. Por lo general no tienen una división entre la parte de arriba y la de abajo, sino que acentúan el busto y luego caen libremente. Esto ayudará a esconder dónde termina tu torso y comienzan tus piernas.

Demasiadas curvas
Miras tu cuerpo y ves demasiadas curvas y te sientes incómoda cuando todos te miran en la calle. Debes conseguir estilizar tus curvas pero sin caer en el crimen de cubrirlas con camisetas sueltas. Las prendas entalladas pero no ajustadas serán tus aliadas.

Los pantalones palazzo se ceñirán a tus caderas pero luego caerán sueltos y rectos, algo que estilizará tus curvas. Una camisa entallada pero no ajustada y un abrigo largo terminarán por dar el efecto deseado. Evita las telas que se estiran y se adhieren a tu cuerpo, éstas solo lograrán que te veas aún más voluptuosa.

Evita las camisas y camisetas que terminan a la altura de la cintura y busca pantalones que aunque se ajusten a tus caderas, luego caigan recto. El abrigo o chaqueta debe llegar al menos hasta tus rodillas.

Las faldas con forma de A sólo acentuará tus curvas; son como una flecha que guía las miradas hacia donde no quieres que miren.

En cambio, debes buscar faldas que se ajusten en la parte baja de tu cadera y que luego caigan sueltas. A veces los tajos largos a los lados ayudan a ‘rectificar’ tu cuerpo, pero sino puedes optar por las faldas rectas con botas altas.

Nadie debe avergonzarse de su cuerpo, y menos tú que tienes curvas que mostrar. Si sientes la suficiente confianza en ti misma, no debes temerle a los tops y las prendas que realcen tu busto. Puedes intentar con los tops que llevan una estructura de corset, para equilibrar tus curvas donde se necesite.

Las figuras y estampados deben ser pequeños, y asegúrate de que el color de la prenda sea más claro que el de la figura. Un conjunto con colores neutrales, adornado con accesorios de colores más vivos y un abrigo largo, harán tus curvas más estilizadas pero sin quitarles sensualidad.

Ojalá fuera algo más baja
Al resto de la humanidad nos da algo de envidia que alguien pueda decir esto. La mayoría de las tiendas y diseñadores piensan las prendas para que queden bien en cuerpos altos, de piernas largas. Puede ser cierto que cuando se va a un local, pocas veces tienen las tallas que necesitas pero esta tendencia ya está cambiando.

Si piensas usar pantalones pescadores o capri, asegúrate de que el corte llegue justo por debajo de tu rodilla, sino parecerá que es sólo un pantalón que te queda corto. Las faldas con forma de A quedan muy bien en piernas largas.

Las camisas y chaquetas largas pueden ser un problema al buscar tu talle, por eso es preferible buscar las que tengan mangas tres cuartos, de esta forma es menos probable que te queden cortas. Agréguale a esto algún accesorio para tus muñecas.

Si piensas usar prendas con figuras o estampados, intenta que no sean longitudinales, es decir que las líneas no sean principalmente de arriba hacia abajo. Esto sólo te haría parecer un rascacielos.

Al elegir los colores, intenta buscar dos diferentes para tus piernas y torso. Si fuera todo de un solo color esto sólo acentuaría tu estatura. Las líneas que corten la continuidad ayudarán a compensar tu altura.

Ojalá fuera más alta
Al elegir colores, intenta que la parte de arriba y de abajo sean de colores parecidos. Los cortes sólo harán que parezcas aún más bajita. Si tienes un conjunto de pantalón, camisa y saco, tanto mejor. Las prendas que parecen uniformes hacen más altas a las personas.

Las faldas deben ser hasta las rodillas, ni más largas ni más cortas. Viste pantalones algo más largos que tus piernas cuando uses zapatos con tacos. Esto hará que te veas más alta y con piernas estilizadas.

Las figuras longitudinales pero simples harán que tu cuerpo se estire. Pero mantén un diseño simple y delgado, para que las líneas rectas no le quiten curvas a tu cuerpo. Usa la menor cantidad de accesorios posibles; debes buscar que las líneas se prolonguen sin interrupción.