Moda

Como estar a la moda en recesión.

comprasLa crisis económica no es excusa para que estés mal arreglada. En tiempos de crisis un poco de creatividad es suficiente para estar a la moda. Si las vacas están flacas puedes ser recursivo y usar tu creatividad para verte bien. Este año tu frase de batalla debe ser ‘bueno, bonito y barato’.

La moda cambia tan rápido que para seguirla tendríamos que renovar nuestro clóset desde de los zapatos hasta los sombreros, gastar mucho dinero y aún así siempre nos quedaría faltando algo.

Estar a la moda no es vestirte solo con las marcas más prestigiosas. Se trata de tener estilo, saber qué te queda bien y cómo combinarlo. Ajústate el cinturón y sal a buscar las mejores opciones que te ofrece el mercado del rebusque.

• A pulguiar: La moda regresa. Algunos diseñadores retoman tendencias de épocas pasadas para incluirlos en propuestas contemporáneas. Por eso las tiendas de ropa de segunda mano resultan una buena opción. Encontrar diseños exclusivos y lo mejor de lo vintage a un precio económico son algunas de las ventajas de comprar en estos lugares. Debes fijarte en el estado de la prenda y según eso ofrece el precio que creas que debes pagar, nunca dudes en regatear. ¡No se te olvide lavar la prenda antes de usarla!

• El armario de la abuela: Si no te gusta usar ropa de desconocidos, podrías echar una mirada al ajuar de la abuela. Estamos seguros que a ella también le interesa la moda tanto como a ti. Si esculcas con paciencia podrás encontrar tesoros como gafas de sol estilo aviador o las famosas wayfarer que otra vez están en furor.

• Los saldos de temporada: Son una buena oportunidad para encontrar la ropa de tus tiendas favoritas a un precio muy bajo. La mayoría de las marcas tienen temporada de descuentos en enero y febrero por el cambio de colección. No te de pena comprar algo que “ya pasó de moda”, si te gusta y te queda bien ¡póntelo! Cerca de los sectores industriales de la ciudad están ubicados almacenes de varias marcas con descuentos todo el año. Cuando vayas a estos lugares usa ropa cómoda y prepárate para una larga jornada de compras, filas y muchedumbre.

• Agáchate y escoge: Ponte tus tenis y sal a caminar. Observa muy bien las ofertas de la calle, entre la variedad de mercancía hay algo especial para ti. Los artesanos venden tejidos, collares y mochilas que podrás combinar muy bien con tu ropa favorita.

• Made in China: Se acostumbra a decir que los productos chinos son feos y de mala calidad. Sin embargo, puedes desmentir esas ideas y explorar en un par de tiendas chinas. En ellas hay gran variedad de productos textiles y decorativos, fíjate muy bien en las chalinas, camisas con estampados y en los zapatos, suelen ser de colores y texturas muy llamativas.

• Házlo tu misma: De todas las anteriores, esta será tu mejor opción para verte bien en épocas de recesión. Si creas prendas con diseños innovadores te aseguramos que tus amigos querrán tener también piezas parecidas. De esta forma podrás comercializar los productos que tú misma hagas. Arriésgate a cortar, estampar, pintar y parchar sobre tu ropa vieja. Y no te olvides de poner tu sello personal a tus creaciones.

Fuente: Mujer.