Belleza Salud

Las claves del blanqueamiento dental

Las nuevas tecnologías permiten que, a nivel estético, casi nada sea imposible y, sin duda, uno de los mejores avances de los últimos tiempos es el blanqueamiento dental. Pero antes de enfrentarte a este proceso hay algunas cosas que debes tomar en cuenta.

En el ámbito dental las opciones son variadas, pero cuando entramos en el aspecto referente a blanquearlos dientes, una técnica muy de moda en los últimos tiempos, es necesario evaluar varias consideraciones para recurrir al tratamiento más indicado y satisfacer así nuestras expectativas.

El color de nuestros dientes tiene que ver con la predisposición genética. Los resultados del tratamiento dependerán en parte del estado de original de la dentadura y de un equilibrio entre las expectativas del paciente y la realidad a la que se puede llegar.

Existen varios tipos de blanqueamiento dental: el interno, que se realiza en dientes oscurecidos que han sufrido tratamientos de conducto con el fin de mejorar su apariencia por dentro; el externo que puede realizarse en el consultorio o en casa y consiste en colocar un agente blanqueador en una férula con la forma de los dientes del paciente. El líquido irá haciendo efecto paulatinamente consiguiendo buenos resultados que pueden mantenerse durante mucho tiempo.

Las más impacientes pueden optar por un tratamiento en clínica que ofrece resultados de una hora para otra, y quienes tengan tiempo pero no demasiado tendrán a su disposición la técnica mixta.

La elección del tratamiento adecuado dependerá de la evaluación del especialista, además antes de iniciar el procedimiento se debe realizar una limpieza bucal a fondo para evitar manchas y residuos. Las restauraciones realizadas con anterioridad no modificarán su tonalidad, por lo que posiblemente sea necesario remplazarlas después del blanqueamiento.

¡Anímate a consultar a tu odontólogo para conseguir una sonrisa más blanca y atractiva!

Fuente: odontologiahoy.com