Bebés

Eligiendo la silla de auto para tu recién nacido.

sillitaEl asiento para el auto es uno de los elementos más importantes que debes adquirir para preparar la llegada de tu guagua. Es imprescindible para su seguridad ya que es la mejor manera de protegerlo cuando viajan en auto. Está comprobado que la forma más insegura de llevar a un guagua en un vehículo es en el regazo de otra persona.

Es recomendable que lo compres antes de que tu guagua nazca ya que en el trayecto del hospital a tu casa ya debe ir acomodado en su sillita. Hay varios modelos, así que vas a tener que elegir el que mejor se adapte a tu guagua y a tus necesidades. Recuerda que su principal función es brindarle comodidad y seguridad.

Para tu recién nacido debes buscar uno que se pueda colocar mirando hacia atrás, en dirección al respaldo de la butaca del auto, porque de esta forma tiene un mejor soporte para su cabecita y columna, evitando lastimaduras en estas zonas en caso de accidente.

Hay modelos que vienen diseñados específicamente para guaguas recién nacidos por lo que son más chicos y sólo se pueden usar en esa posición. Muchas veces tienen la sillita desmontable con la que puedes cargar a tu guagua fuera del auto sin tener que levantarlo, lo que resulta muy práctico cuando está dormido. Pero sólo la podrás usar los primeros meses porque después el guagua crece y es muy pesado para cargarlo con una sola mano.

Cada modelo tiene un límite de altura y peso por lo que es probable que debas cambiarlo luego de cierta edad. Sin embargo también hay modelos convertibles, que se pueden colocar mirando hacia el frente o hacia atrás y algunos de ellos también son aptos para que los uses con tu guagua recién nacido y los adaptes a medida que crece.

El cinto de seguridad o arnés debe ser práctico y seguro, fácil y rápido de colocar y regular para ti, pero no lo suficiente como para que tu guagua también lo pueda hacer cuando sea más grande. Los cintos deben ser de por lo menos 3 puntos, es decir, sujetar piernas y cintura.

Un tema fundamental es que el modelo que elijas se debe ajustar apropiadamente a tu auto. Si bien actualmente la mayoría de los asientos se adaptan a casi todos los autos, es importante chequear con el fabricante y seguir las instrucciones con cuidado a la hora de colocarlo.

Fuente: Huggies.