Salud

El Problema De Sufrir Bruxismo (apretar o rechinar los dientes) Parte I

bruxismoEl bruxismo es el término médico para apretar, rechinar y desgastar los dientes produciendo daño en sus piezas dentarias. Esta condición afecta tanto a niños como a adultos. Algunas personas con bruxismo aprietan sus dientes durante el día, a menudo cuando se sienten ansiosos o tensos.

En la mayoría de los casos, el bruxismo es leve e incluso puede no requerir tratamiento. Sin embargo, en ocasiones puede ser violento con llevando a desórdenes musculares y de la articulación temporomandibular (ATM), dolores de cabeza, desgastes en los dientes y otros problemas.

Desafortunada mente, las personas con bruxismo nocturno no saben de su condición por lo que no son diagnosticados sino hasta que ocurren complicaciones. Esta es la razón por la que es importante pesquisar el bruxismo nocturno lo más temprano posible y proveer el tratamiento apropiado.

¿Cómo puedo saber si sufro o no de bruxismo?  Pregúntarse:

¿Aprieta los dientes mientras duerme?

¿Rechina los dientes mientras duerme?

¿Siente dolor, rigidez o fatiga en su mandíbula al despertar?

¿Tiene dificultad para abrir su boca al despertar?

¿Escucha un sonido de “clic” al abrir su boca por primera vez en la mañana?

¿Se despierta con sus músculos faciales adoloridos?

¿Sufre de dolores de cabeza constantemente?

¿Son sus dientes sensibles a líquidos o aire fríos?

¿Ha observado o le han dicho que sus dientes tiene signos de desgaste?

¿Siente sus oídos tapados?

¿Escucha un zumbido en uno o ambos oídos?

Si la respuesta a una o más preguntas de este cuestionario es positiva, usted debería consultar a un profesional odontólogo.

Causas del Bruxismo

Las causas del bruxismo no están totalmente claras. En algunos adultos, las maloclusiones causadas por la mala alineación de las piezas dentarias superiores e inferiores pueden contribuir al problema. A menudo, factores psicológicos pueden causar bruxismo, incluyendo: ansiedad, stress, tensión, frustración o tipos de personalidad agresivos, competitivos o hiperactivos.

En los niños, el bruxismo puede estar relacionado al crecimiento y desarrollo. Se ha reportado que en niños de 5 y 6 años, hasta un 30% sufre de bruxismo. Es particularmente común en niños con parálisis cerebral o retardo mental severo. La mayoría de los niños dejan de bruxar antes de cambiar a sus piezas dentarias definitivas.

En algunos casos, el bruxismo no es causado por stress o problemas dentales. Este puede ser una complicación de otro desorden, como las enfermedades de Huntington o Parkinson. El bruxismo también se relaciona con la apnea del sueño. Puede también ser un efecto secundario poco común de algunos medicamentos psiquiátricos como los antidepresivos.

Factores de Riesgo

Estos factores han demostrado aumentar el riesgo de bruxismo nocturno:

Stress o ansiedad psicológicos.

Apnea del sueño.

Tabaquismo.

Cafeína.

Alcohol.

Abuso de drogas (cocaína, anfetaminas, ecstasy).

Desórdenes temporomandibulares (Se cree que el bruxismo es uno de los factores de riesgo para los desórdenes temporomandibulares, pero no lo opuesto).

Edad. El bruxismo es común en niños pero usualmente desaparece alrededor de los 10 años. En adultos, la condición es común antes de los 20 hasta mediados los 40 años. Tiende a decrecer con la edad.

Factores genéticos/familiares.

Factores oclusales.

Factores del sueño.

Evaluación clínica para detectar el bruxismo

Esta evaluación consiste en un examen clínico y radiográfico de su dentadura en busca de desgastes o fracturas de sus piezas dentarias. También se evaluará si existen las guías dentarias que protegen sus dientes.

Posteriormente se realizará una palpación de la articulación temporomandibular (ATM) y de los músculos que controlan la articulación y los movimientos mandibulares.

Fuente: www.cipo.cl