Pareja

Problemas de parejas.

discutiendoLos problemas de pareja son algo tan común que debería existir un manual de como solucionarlos, aunque como siempre se dice cada pareja es un mundo y sería difícil encontrar una solución que sea infalible en todos los casos.
Puede pensarse que existe una pareja ideal que jamás tiene problemas, diferencias, discusiones o peleas, si realmente hay una pareja así sería una rareza porque siempre habrá un motivo de conflicto tarde o temprano.

Los problemas de pareja pueden ser de diversa índole y dependen de que tipo de pareja se trate, ya que no serán los mismos los de una relación que recién comienza, que los de una convivencia.

Éstos que surgen en una relación que recién comienza pueden ser en primer lugar los celos, el tiempo para estar juntos, los amigos de uno de otro, el querer imponerse para obtener el dominio de la pareja o marcar los límites para que cada quien pueda mantener una cierta privacidad.

Estos problemas se van solucionando o no, a medida que transcurre el tiempo y ambos comienzan a adaptarse a funcionar como pareja, pero cuando los obstáculos no pueden ser superados posiblemente esa unión no durará mucho.

Cuando la pareja ya está consolidada seguirán habiendo conflictos, muchos similares a los de la primera etapa y otros diferentes relacionados con el hecho de que ya se sienten con cierto derecho de propiedad sobre el otro y eso lleva a querer marcar territorio dejando afuera a todos los demás.

En estos casos se agudizan los problemas por el tiempo que se dedica a los amigos, la familia, las actividades individuales, muchos de los conflictos de pareja siguen siendo los celos ya que esos no cambian en ninguna etapa de la relación.

Luego están los problemas de pareja que ocurren durante la convivencia, al comienzo la mayoría de ellos son normales ya que la adaptación a las costumbres del otro es un proceso complicado y que requiere de mucha paciencia, la cual por momentos se agota y estalla un conflicto hasta por un cepillo de dientes que no está en el lugar adecuado.

Pero también persisten problemas que venían de antes como los amigos, la familia de cada uno y la interferencia que hacen en esa relación de pareja ya que uno u otro pueden sentirse invadidos o ver una forma de intento de dominio por parte de los demás.

Eso es inevitable y debe ser conversado con mucha calma para ambos poner los límites a sus respectivos allegados cuando la situación lo amerite, tratando de que cada uno ocupe el lugar que le corresponde.

Pero con la convivencia aparece un motivo nuevo de problemas que es el tema económico, esto puede transformarse en algo muy difícil de solucionar principalmente si existen diferencias de conceptos en lo que cada quien espera y desea en ese sentido.

Estos conflictos pueden agudizarse con la llegada de los hijos ya que los gastos serán mayores y generalmente los ingresos serán los mismos.

Cuando aparecen los hijos hay varios desajustes, la pareja pasa a transformarse en familia, el tiempo que se dedicaban uno al otro ahora se lo llevan los hijos, aumentan las responsabilidades, el cansancio, la intimidad se pierde y es inevitable que la relación comience a debilitarse o resquebrajarse.

Los problemas de pareja en este punto pueden ser críticos, dependerá del amor y la tolerancia para que puedan ser superados y la relación continúe adaptándose continuamente a los cambios.

Al pasar los años surgen otros problemas, muchas veces sin haber solucionado los anteriores, como fruto del desgaste de esa pareja, pueden haber etapas de aburrimiento de uno o de otro en forma alternada o de ambos al mismo tiempo y también dependerá del interés que cada uno tenga en conservar la relación para atravesar esos baches sin caer en la tentación de salir a buscar nuevas emociones afuera.

Cuando eso sucede y se llega a la infidelidad los conflictos de pareja llegan a un punto crítico y la mayoría de las veces se toma la decisión de separarse ya que es muy difícil recomponer una relación cuando se ha perdido la confianza.
En los siguientes artículos trataremos de analizar cada uno de los conflictos de pareja para encontrar las posibles soluciones y ver de que forma se pueden ir superando los obstáculos para que la relación pueda continuar.