Moda

Los zapatos.

zapatoCuando te aprietan

Cuando nos compramos unos zapatos nuevos, a veces nos gana la estética y nos olvidamos de la comodidad: a pesar de que nos aprietan y nos hacen un poco de daño, nos hemos encaprichado.

¿Qué hacer para que dejen de apretar?

Tienes varias opciones. Una consiste en empapar un algodón de alcohol de 90º, pasarlo por el interior del zapato hasta que este bien humedecido y meter enseguida el pie; repite el proceso al día siguiente y en cuestión de poco tiempo el zapato se adaptara a tu pie y no te hará daño.

O también puedes hacer algo parecido con bolas de papel de periódico mojadas en agua y escurridas: si las dejas dentro del zapato, lo domarás.

Zapatillas de lona blanca

Si te has manchado tus zapatillas de lona blanca, haz lo siguiente:

Déjalas en remojo espolvoreadas con detergente de lavadora y un poco de sal.

A continuación, cuando la mancha se haya reblandecido, frótalas muy bien con un cepillo de uñas, insistiendo especialmente en las zonas afectadas.

Lo más gordo se habrá quitado, pero aún quedará un resto. Aplica entonces pasta de dientes sobre el cerco y vuelve a cepillar hasta que queden impecables.

Finalmente, acláralas en agua limpia, rellénalas con bolas de papel de periódico para que no se sequen.

Según la temporada

Igual que sucede con la ropa, los zapatos también tienen sus colores idóneos según sea la época del año.

En invierno elige colores oscuros que convienen bien con todo: marrón, negro, gris, azul oscuro…

En primavera y en verano en general se llevan colores mas alegres: rojo, amarillo, rosa, los tonos pastel en general y el beige en particular son las grandes estrellas. Aunque ahora esta de moda el naranja y el verde.

No te limites a un sólo color.

Adiós al mal olor

Uno de los trucos de toda la vida para evitar que los zapatos vayan cogiendo malos olores es el uso continuado  de espolvorearlos con bicarbonato sódico por las noches.

Después no debes olvidar sacarlos a la ventana o a la terraza para que el efecto sea completo y eficaz.

A la mañana siguiente, cualquier rastro de mal olor habrá desaparecido por completo.

Zuecos: Déjalos para estar en casa

Si tiene la equivocada creencia de que los zuecos son un calzado practico para quienes están muchas horas de pie, como los enfermeros y además personal sanitario.

Sin embargo, este tipo de calzado no agarra bien el pie ni amortigua el talón, puede crear grietas en las plantas si te mueves mucho o es incómodo para subir y bajar escaleras.

En cambio, es muy agradable para estar en casa, sobre todo en verano, al no ir cerrado por la parte de atrás.