Hijos

La llegada de un hermanito

Tienes una gran noticia: estás embarazada por segunda vez. Ya tienes experiencia en tener a un bebé y cuidarlo, pero ahora te preocupa tu otro hijo.¿Cómo le afectará la llegada del nuevo miembro de la familia?

Puedes ayudar a tu hijo mayor a aceptar bien al hermanito haciendo lo siguiente:

1. Sé empática con él.

Si te pones en su lugar, entenderás que es un cambio enorme, de ser el hijo único a tener que compartir todo con el bebé que viene. Desde que te embarazas, ya la presencia del hermanito se hace sentir en tu cansancio, los planes para recibirlo, las pláticas sobre su nombre, etc.

2. No cambies rutinas repentinamente.

Deja su espacio a tu hijo mayor y sigue con sus actividades favoritas en el horario acostumbrado. Lo predecible da seguridad y tranquiliza la inquietud sobre la llegada de alguien nuevo y desconocido.

3. Habla del bebé con él.

Ayúdale a anticipar el nacimiento asociando la fecha con algún evento estacional, como la Navidad o el comienzo de la primavera.

4. Contesta preguntas con honestidad.

No tienes que dar una cátedra de sexualidad. Las respuestas sencillas, enfocadas sobre el bebé, son las mejores. Dale a tu hijo lo que pide, sin detalles extras que lo pueden confundir.

5. Establece un diálogo que lo invita a compartir sus sentimientos.

Si está enojado, o preocupado, se vale. También reconoce que ciertas conductas inapropiadas (portarse como bebé, hacer berrinches) son una forma de expresar una angustia y un celo normal.

6. No cambies las reglas de la casa.

Tus expectativas sobre la conducta de tu hijo necesitan ser iguales que siempre, para mantener el equilibrio que le da seguridad. «Si hago eso (como siempre), va a pasar eso (como siempre)».

7. Anima a tu hijo a ver los privilegios que tendrá como hermano mayor.

Y luego asegúrate que haya algunas consideraciones especiales que el gozará por ser más grande: salir solo con papá, escoger la ropa que se va a poner, dormir más tarde.

8. Relaciona este embarazo con tu embarazo anterior.

Cuéntale a tu hijo mayor cuánto lo deseaste y cómo disfrutaste traerlo en tu vientre. Comparte fotos de cuando estabas embarazada de él, y cuando él era bebé.

9. Involúcralo en los preparativos.

Deja que opine sobre el nombre del bebé, el arreglo de su cuarto y la selección de su ropa. Invítalo a escoger algo especial para regalar al bebé: una cartita, un dibujo o un juguete favorito.

10. Haz que rinda el tiempo de tu embarazo.

Estos meses de espera sirven para fortalecer el lazo de afecto entre tú y él y forjar una seguridad que le permite celebrar junto contigo la llegada del nuevo hermano.

Fuente: Hijos. About