Dietas

20 excusas para romper una dieta. Parte II

5. Obstáculo: Estoy demasiado cansado para hacer ejercicio
Mucha gente descubre que está menos cansada una vez que se ha embarcado en un programa regular de ejercicio. Una actividad física regular da más energía.

Estrategias:
• Empiece despacio. Recuerde que un poquito de movimiento es mejor que nada.
• Haga ejercicio de mañana. Esto le dará más energía durante todo el día.
• Cuando vuelva del trabajo, no se siente a ver TV o a leer el diario. Póngase las zapatillas y salga a caminar o esté en movimiento.

6. Obstáculo: El ejercicio no me gusta
Mucha gente siente que la actividad física es aburrida o molesta. Entre las numerosas alternativas, hallará alguna que disfrute. Busque, experimente: encontrará.

Estrategias:
• No se concentre solo en el movimiento. Mientras hace actividad física puede trabajar en el jardín, estar con amigos, bailar o expresarse con el cuerpo. La manera en que encuadre mentalmente el ejercicio puede cambiar mucho las cosas.
• Mezcle actividades. No se sienta atado a una sola opción, como caminar. También puede nadar, hacer acqua gym o andar en bici.
• Escuche música al hacer ejercicio. Estimula y hace pasar más rápido el tiempo.
• Piense en el tiempo de actividad como en tiempo para usted: lo hará sentir mejor.

7. Obstáculo: Tengo muchos años para el ejercicio. ¿Y si me hace mal?
Nadie tiene muchos años ni está demasiado excedido. La actividad física moderada ayuda a mantener el peso y demora enfermedades asociadas con la edad. Eso sí: consulte al médico antes de empezar.

Estrategias:
• Empiece lentamente y acostúmbrese al aumento de actividad, en forma gradual.
• Caminar es bueno para empezar. También, bicicleta fija o ejercicios en el agua.
• Haga estiramiento. La flexibilidad mejora la movilidad en articulaciones y músculos.
• Considere ejercicios de poca resistencia, como el uso de bandas elásticas.
• El dolor muscular después del ejercicio es común, especialmente al principio. Si duele durante, puede ser un motivo de alarma.

8. Obstáculo: Empiezo con entusiasmo, pero no lo mantengo
Un error habitual es comenzar un programa de intensidad demasiado alta y que progresa muy rápido. Si el cuerpo no está habituado, se puede sentir dolor y rigidez. El aburrimiento es otro enemigo.

Estrategias:
• Evite lo tradicional: quizás entusiasma más una clase de danza o el acqua gym.
• Defina si prefiere las actividades individuales o en grupo, y luego elija.
• Vaya paso a paso. Sea realista, establezca metas que pueda cumplir. Una a corto plazo puede ser subir por la escalera en lugar del ascensor, tres veces por semana.
• Además póngase metas a largo plazo, como correr 5 kilómetros. Anótelas para ayudarse a lograrlas.

Fuente: www.dieta.com