Cocina

No tengo tiempo para más.

Trabajar fuera de casa es cierto que nos ha limitado el tiempo y con él la preparación de platos muy elaborados, pero al fin nos ha compensado más, así que hay que buscar soluciones y encontrarlas para no caer en la opción fácil de la comida basura y como consecuencia, en una nutrición poco equilibrada. Hay que ser práctico y preparar un solo plato que contenga casi todos los nutrientes necesarios al organismo: proteínas, grasas y vitaminas.

Por ejemplo, un plato que podríamos considerar completo debería contener una ración de proteínas (carne, pescado o huevos), verduras (crudas y cocidas) y fruta. No parece fácil y sin embargo es sencillo, puedes preparar algún tipo de verdura rellena de carne y arroz o de pescado, acompañado con unas hojas de brócoli hervidas y unos tomatitos cherry. Otro plato del estilo sería un plato de pasta o arroz blanco con una salsa de carne y de postre una fruta. Esto es sólo un pequeño ejemplo de combinación sana y rápida, pero puedes inventar muchos más sabiendo qué alimentos debe llevar ese plato.

Lo más importante es que puedes dejarlos semipreparados la noche anterior para no perder tanto tiempo en su preparación a la hora de comer.

Así de fácil, rápido y ligero
Si además quieres perder algo de peso, una dieta a base de platos únicos para comer y cenar durante dos semanas a lo sumo puede hacerte perder hasta 2 kilos. Te proponemos algunos ejemplos:

* Lunes
Comida: un plato de pasta con queso junto a 200 gr de alcachofas hervidas o cualquier otra verdura que prefieras y una pieza de fruta a escoger.
Cena: 150 gr de pescado hervido o al horno acompañado de 200gr de verdura cocida (al gusto).

* Martes
Comida: patatas al horno o hervidas con salsa de carne, 10 tomatitos cherry y una zanahoria cruda cortada a trocitos, aliñada con aceite y limón. De postre una fruta.
Cena: 2 cogollos o la ensalada que prefieras aliñados con aceite y limón, 125gr de queso fresco y un yogur blanco.

* Miércoles
Comida: arroz con 150 gr de carne o pescado y 200 gr de verdura hervida, para la verdura podemos utilizar una cucharada de mayonesa light. Fruta de postre.
Cena: crema de verduras, las que se prefieran, acompañada de 50 gr de jamón serrano, sin pan, y de postre queso fresco o un yogur.

* Jueves
Comida: patatas con judías secas o garbanzos, 200 gr de espárragos trigueros hervidos o bien de lata aliñados con aceite y limón o vinagre. Fruta de postre.
Cena: una tortilla de un huevo y 200 gramos de berenjenas a la plancha, un panecillo pequeño y de postre fruta.

* Viernes
Comida: verdura rellena de carne, la verdura puede ser berenjena, pimiento o calabacín. Hay que ser generoso en la ración, ya que en este caso no se acompaña con nada más. Fruta de postre.
Cena: 150 gr de pollo asado o a la brasa, pimiento y un tomate al horno. De postre yogur al gusto.

* Sábado
Comida: pasta con carne acompañada de alguna verdura rehogada con una cucharada de aceite y unos ajos o cebolla. De postre fruta.
Cena: 100 gr de patatas hervidas acompañadas de verdura cruda, 50 gr de zanahoria, 1 tomate, apio y cebolla, aliñado como más nos guste. Un panecillo pequeño y un yogur.

* Domingo
Comida: pollo al horno, mejor la parte de la pechuga porque tiene menos grasa que el resto, acompañado con verduras crudas o cocidas, como más nos apetezca y de postre puedes tomar un dulce si te apetece, pero siempre un trozo pequeño.
Cena: 200 gr de pescado a la plancha acompañado de pimiento al horno. De postre una fruta con yogur.

Aquí te hemos dado unos pequeños consejos que puedes ir variando según tus gustos, lo que no debes cambiar es la combinación de los nutrientes, el plato siempre debe llevar combinadas proteínas, grasas y vitaminas.

Los desayunos debes adaptarlos tú mismo al tipo de trabajo que tengas y al desgaste que éste te suponga, lo que nunca debes hacer es salir de casa sin desayunar al menos un zumo de frutas y cereales o tostadas. Según la hora en que vayamos a comer es necesario tomar a media mañana un tentempié de un panecillo pequeño o unas tostadas integrales con queso o jamón serrano o bien una fruta grande.

Consejos generales a tener en cuenta antes de empezar una dieta

* Márcate una meta.
* Consulta a un especialista médico.
* Evita las dietas muy estrictas.
* Practícalas un tiempo corto.
* Combínalas con ejercicio suave.
* No las inicies con mucho trabajo o estrés.