Belleza

Las reglas del cabello rizado.

El cabello ensortijado tiene sus propias reglas, de allí que no todos los productos para su cuidado ni todos los peinados le vayan bien. Es importante la dedicación y conocer los trucos para conseguir la melena anhelada.
Los rizos son la envidia de unos y el dolor de cabeza de otros, y es que este tipo de cabellera no se deja domar con facilidad; además, necesita una serie de cuidados especiales para que luzca como debe ser.

Si en los 70 las cabelleras lisas causaron furor, hoy hacen lo suyo las onduladas. Si la suya es natural, ya tiene una ventaja, pero si es resultado de algún tratamiento químico, el esfuerzo debe ser doble, porque este tipo de producto, si no se atiende el cabello debidamente, puede resecar el cuero cabelludo y la estructura capilar.

::Atención a los rizos
Para lograr una permanente exitosa lo principal es escoger un buen estilista que tenga experiencia en esta clase de tratamiento y ser cuidadoso a la hora de seleccionar el producto a utilizar (en el mercado existen muchas marcas reconocidas).

Por otra parte, se deberá elegir la intensidad de la onda, dependiendo de la cantidad de cabello que se tenga, el largo y calidad del mismo.

Si el cabello es rizado por naturaleza, hay que tomar en cuenta que no todos los cortes de pelo le van bien, a la vez que se necesitan de peines y cosméticos adecuados para obtener óptimos resultados.

El primer paso es un buen corte de pelo. Para las mujeres lo ideal no es llevarlo muy corto, al contrario, largo y escalonado para que caiga mejor por su propio peso y tenga más forma y volumen.

Para los hombres de cabello rizado, la mejor opción es el corte en dos capas, más rebajado abajo y dejar los crespos arriba. Este tipo de peinado simplifica el arreglo, a la vez que define.

Luego de conseguir el look apropiado hay que tomar en cuenta los accesorios para mantener los rulos bajo control.

:: Mantener la onda
La melena rizada tiene su propio decálogo, el cual hace referencia a lo que está permitido y lo que no.

En este sentido, cabe destacar que el mejor peine son las manos, los rulos no toleran los cepillos tradicionales.

El desenredo se debe hacer luego del lavado, cuando el cabello aún está húmedo; de lo contrario, aplastará el bucle.

A diferencia de otros tipos de pelo, las cabelleras enruladas pueden lavarse a diario, lo cual le añade volumen extra.

Como la piel, el cabello también se reseca y es importante tomar ciertas medidas al respecto, entre ellas sobresale la utilización de protectores solares en la playa o piscina, o máscaras nutritivas en invierno.

Para uso frecuente se recomiendan los baños de crema con ingredientes específicos, ya que dan brillo e hidratan.

Ahora bien, en cuanto a cremas o lociones para rizar el cabello, la oferta de productos en el mercado es abundante, pero eso sí, al elegir el mousse evite los que contienen alcohol, dado que resecan su cuero cabelludo.

Fuente: Sólo Ellas.