Belleza

Consejos para obtener unas pestañas perfectas

Todas queremos lucir unas pestañas largas, arqueadas y tupidas, pero en general no tenemos tiempo de dedicarles el cuidado que necesita.

La salida más practica para disimular este descuido son los postizos para pestañas que se aplican en el rabillo del ojo y, mediante una correcta colocación, obtendrás una curvatura más fina y la imagen de los ojos más rasgados.

Por otro lado existen los tintes para pestañas, éstos sirven para oscurecer el color de las pestañas otorgando profundidad a la mirada. Dependiendo por cierto del color de pelo, en general las rubias tienden al color marrón chocolate mientras que en las morenas va muy bien el negro azulado.

El resultado del tinte es como si llevaras siempre rimel y su efecto dura aproximadamente un mes. Los especialistas recomiendan tomar otro mes de descanso antes de aplicarlo nuevamente, de este modo no resulta dañino.

Una de las claves fundamentales para unas pestañas perfectas es la hidratación. La estructura de las pestañas está formada por escamas de queratina, éstas son las responsables de mantener la elasticidad y resistencia de las mismas.

Para hidratarlas y nutrirlas adecuadamente es importante retirar todo el maquillaje con productos específicos y luego hidratar con alguna crema reestructurante.

Una buena nutrición casera es, por ejemplo. aplicar a diario aceite de ricino o vaselina. Mantener las pestañas bien hidratadas hará que no pierdan fueza y evitará la caída.

Por otro lado, con la llegada del calor, es importante utilizar una máscara transparente o hidratante para protegerlas del sol, evitando que se resequen y se dañen.

Respecto de la forma de las pestañas, la mayoría de las mujeres considera que no tienen la curvatura o el largo deseado, pero existen permanentes para rizar y devolver el volumen de las mismas.

Si la permanente se hace de manera correcta, utilizando los productos adecuados y los tiempos correctos, la pestaña no tiene por qué debilitarse. Este tratamiento lo puedes realizar cada dos meses y se recomienda, una vez realizado el moldeado, utilizar una crema regenerativa todas las noches para mantener la hidratación.

La mayoría de las mujeres seguimos seleccionando el rimel como alternativa. Este producto puede dar resultados sorprendentes si sabes utilizarlo.

Primero se aplica en las puntas, asegurándote de que queden bien separadas, luego esparces polvo de talco para darle densidad, dejas secar y vuelves a repasar con el rimel.

Es evidente que ya no quedan excusas para lucir unas pestañas perfectas, ya sea con un maquillaje adecuado cada mañana o bien, si no dispones de tiempo, optando por el tinte y el moldeado. Pero siempre recuerda que la hidratación es fundamental para mantenerlas saludables.