Bebés

Aprendiendo a ir al baño. Parte X

Salidas y el entrenamiento para dejar los pañales.

Para enseñarle a ir al baño solito a tu hijo, nada mejor que tu propia casa. Estar cerca de todas las cosas que necesitas como su pelela o inodoro, sus pañales de entrenamiento y todos los elementos que tu pequeño utiliza en su rutina.

Pero habrá ocasiones en que necesites salir de tu casa. Para poder continuar con esta enseñanza y no producirle confusiones, como quitarle los pañales en tu casa pero ponérselos cada vez que están fuera de ella, te damos algunos consejos útiles.

No son recomendables los mensajes contradictorios, ya que tu hijo podrá sentirse confundido y no sabrá cómo debe actuar. Aunque sea más complicado, intenta mantener su rutina y sostener la misma decisión. Si decidiste que es momento de dejar los pañales, debe hacerlo en toda situación. No es recomendable, aunque te resulte más cómodo, volver a ponerle sus pañales de guagua.

Los pañales de entrenamiento poseen laterales elásticos que te permitirán utilizarlos con comodidad en cualquier baño.
Trata de no pedirle a tu hijo que se aguante las ganas de hacer pis o caca. Realmente es muy difícil para él. Está comenzando a comprender cuando siente las ganas pero aún le falta maduración para poder retener. Procura acercarte lo antes posible a algún sitio donde pueda hacer sus necesidades.

Quizás, tu pequeño o pequeña no se sienta muy a gusto en baños ajenos, especialmente en lugares públicos. Puedes empezar llevándolo a los baños de las casas de familiares cercanos como sus abuelos y luego, a otros baños. Si no tienes alternativa y tienes que llevarlo al baño del restaurante, al principio puedes quedarte con él dentro del baño para que se sienta más seguro.
Por las dudas, te sugerimos que siempre tengas algún pañal de entrenamiento de repuesto y elementos de higiene para limpiarlo.

Huggies.com