Dietas Salud

Como tener una piel saludable con una buena nutrición

piel-saudable Las investigaciones demuestran que consumir ciertos tipos de alimentos puede ayudar a prevenir arrugas, daños causados por la exposición al sol y mantener la piel hidratada. La próxima vez que vaya de compras, haga también una lista para su piel.

Naranja, frutos rojos y productos hortícolas

La fruta y las verduras que poseen pigmentación roja presentan altas tasas de antioxidantes que ayudan a prevenir las arrugas prematuras de la piel. Los boniatos, tomates y el melón, por ejemplo, pueden ayudar a mantener su piel firme y brillante. Añada más frutas y verduras como estas a su alimentación diaria. En  vez de hacer puré de patata o patatas cocidas con la patata normal, utilice boniatos con un poco de azúcar moreno y un poco de mantequilla. Cuando haga un bocata o una ensalada para la merienda, añada unas lonchas de tomate, y cambie las patatas fritas o los embutidos por láminas frescas de melón.

Cítricos

Consumir cítricos en la dieta diaria le va a ayudar a mantener su piel hidratada, lo que a largo plazo va a prevenir las arrugas. La vitamina C es un antioxidante muy poderoso que puede mantener el colagéno de la estructura de su cara e impedir la flaccidez. Con todo, y porque la vitamina C es soluble en agua, los niveles de esta vitamina que pueden ser almacenados en su cuerpo son reducidos, lo que significa que tendrá que fortalecer su “stock” natural diariamente. Las naranjas son una de las mejores fuentes de vitamina C, pero los pomelos, limones y limas son también excelentes elecciones para mantener los niveles de vitamina C regulares. El colagéno comienza a desaparecer a partir de los 30 años – comience a almacenar a partir de ahora!
Mezcle naranja o pomelo  en las saladas para conseguir una combinación sana y fresca en Verano. Exprima unos limones, lima o naranjas y beba revigorizantes limonadas o naranjadas. Eche el cuarto de un limón por encima de un pescado a la plancha o de pollo para conseguir un condimento exótico. Las opciones son varias, sea creativo.

Tés

Los antioxidantes conocidos como EGCG son una poderosa sustancia que puede prevenir el acné, daños causados por exposición solar e inflamaciones en la piel. El EGCG es también conocido por combatir el cáncer de la piel y otros tumores. Los tés, como el té verde, té negro o té blanco son las mejores formas de ingerir el EGCG, ya que bastan entre cuatro o seis vasos de té por día para que su piel se beneficie de los efectos del EGCG. Sustituya gradualmente el café diario por té – complementariamente ayuda a su piel, pero además,  los antioxidantes presentes en el té, son poderosos promotores de salud para todo el organismo.

Hojas Verdes

La vitamina A, uno de los nutrientes más importantes para la salud de la piel, combate el envejecimiento precoz, la formación de escamas y la deshidratación. La vitamina A es también esencial para la renovación celular y promueve el crecimiento de nueva piel. Las espinacas y el brócoli, por ejemplo, son excelentes fuentes de vitamina A. Ya sean frescos, crudos, cocidos o cocinados al vapor, las verduras de hoja verde son excelentes agentes para la salud de la piel.

Pescado

Los ácidos grados omega 3 encontrados en el pescado, como en el salmón, atún, sardinas o en el mismo marisco, poseen propiedades antiinflamatorias que combaten los daños causados por la exposición prolongada al sol. A pesar de que consumir pescado es una excelente forma de mantener  su piel radiante y gloriosa, consuma moderamente marisco, de modo a no ingerir demasiado mercurio. Comer pescado dos o tres veces por semana es suficiente, especialmente si su dieta yá contempla bastantes alimentos sanos para su piel.

Fuente: www.alimentacionsana.net