Espectáculos

Kim Kardashian y su grave problema de retención ¡Entérate!

Kim Kardashian y su grave problema de retención ¡Entérate!Ni las celebridades se salvan de la retención de líquido durante el embarazo. Y es que este problema no es solucionable con dinero, sino que es una situación propia de esta etapa, que no necesariamente le ocurre a todas las mujeres, pero cuando aparece, es casi irreversible.

Tener la cara hinchada al despertar, sensación de pesadez en las piernas o complicaciones para usar anillos porque no entran en los dedos, son algunos de los signos de la retención de líquido.

Para conocer las principales causas de esta irregularidad, el médico internista de Clínica Vespucio Dr. Humberto Sotomayor, explica sus características y formas de tratamiento.

Muchas mujeres embarazadas sufren de hinchazón de pies y manos y las razones hormonales la hacen más frecuente durante el embarazo y la menstruación. “La retención se produce por un desequilibrio en los niveles de líquido intracelular (en las células), intravascular (en vasos sanguíneos) e intersticial (en tejidos blandos)”, explica el especialista.

Algunas recomendaciones para evitar la retención de líquido son:

Descansar ocho horas diarias en posición horizontal.

Disminuir el uso de sal en las comidas. Hay alimentos que tienen un alto contenido en sodio y que aumentan la retención de líquidos, es por eso que se deben evitar para poder terminar con el problema.

-Realizar actividad física a diario. Hacer ejercicios es lo mejor para evitar la retención de líquido. Para la mayoría de las mujeres, el gimnasio será su gran aliado, mientras que para la embarazadas, se les recomienda ejercicios suaves, como el yoga, las caminatas y uno muy, muy efectivo, es la natación.

Consumir frutas y verduras. Privilegiar alimentos con potasio como porotos, sésamo, nueces, plátanos, acelgas, zapallo, zanahorias, brucelas, papas, paltas, melones, tomates, entre otros.

En caso de presentar alguna enfermedad asociada, controlarla por medio del especialista que corresponda.

Ahora, siempre es normal que las embarazas tengan retención de líquidos, por lo que no deben asustarse. Si el problema persiste tras el embarazo o venía desde antes, es recomendable consultar a un médico para descartar otras enfermedades.

Fuente: vidayestilo.terra